Seis hábitos para estar siempre descansado

La vida acelerada que llevamos en estos tiempos que corren nos puede hacer pensar que nunca llegaremos descansados al día siguiente. Sin embargo, siguiendo varios consejos, pueden compaginarse una vida activa y un descanso reparador.

No hace falta que duermas doce horas para estar descansado, según los expertos del sueño Michael Decker y Joe Ojile, seguir ciertas pautas a modo de rutina bastará para que olvides tus problemas de cansancio.

Si sientes que las horas de trabajo o el ritmo de tus negocios están acabando contigo, plantéate cambiar tus hábitos para conseguir estar descansado.

El reloj biológico interno no puede ir a trompicones, tiene que ser gobernado por la rutina si queremos rendir al máximo, según una información que nos acerca el portal americaeconomica.

Prepara tu cuerpo para dormir: de la misma hora que haces un calentamiento antes de entrenar, debes hacer que tu cuerpo se prepare para descansar. Antes de acostarte, realiza actividades tranquilas y aléjate de los ruidos.

Cómo comer, qué comer y cuándo comerlo: trata de evitar las cenas pesadas, el consumo de alcohol, cafeína o chocolate antes de acostarte, pues harán que tu sueño llegue más tarde y afectarán a tu descanso.

Ejercítate: las personas que hacen ejercicio descansan mejor ya que su cuerpo necesita recuperar la energía que han gastado. Sin embargo, los expertos alertan de que el ejercicio no debe hacerse poco antes de dormir, pues haría que tardáramos más en coger el sueño.

Toma siestas estratégicas: si una noche no has dormido bien y sientes que no llegas al final del día, una pequeña siesta de no más de treinta minutos te ayudará. Si es más larga, entrarás en un sueño profundo que puede perjudicarte.

No duermas junto a tus aparatos electrónicos: como ya os hemos contado en otras ocasiones, las luces y ruidos de los dispositivos electrónicos impiden que tengamos un descanso total, ya que tu cerebro estará alertado por ellos.

No juegues a compensar el sueño perdido: acostarnos y levantarnos a la misma hora hace que nuestro organismo se acostumbre e interiorice ese horario. Ojile asegura que incluso cuando te acuestes más tarde, trates de levantarte a la misma hora para no alterar tu rutina del sueño.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion