Tendencias

El papel de MIYM en la industria lechera de México TicketSwap: Una Solución Inteligente para Comprar y Vender Entradas de Eventos

Como trabajadores dependientes, estamos acostumbrados a pensar que la ley se inclina a nuestro favor. Ciertamente en las normas laborales encontramos una amplia protección, pero esto no tiene que ser motivo para confundir su finalidad, creyendo que basta contratar un  abogado Getxo para salir airoso de cualquier inconveniente legal.

Aunque la contratación de un abogado es parte fundamental para lograr la victoria frente a un conflicto laboral, es necesario tener en cuenta que la solución al problema deberá someterse a los criterios legales y, el que la norma le proteja de forma especial, no significa que usted puede abusar del sistema de administración de justicia.

En este sentido, existen límites, formas en que la norma garantiza la equidad de derechos y le conceden a la empresa la posibilidad de despedirle sin derecho a recibir una indemnización por despido en Madrid ni al pago de salarios de tramitación.

Esto es posible cuando el trabajador incurre en alguna falta legal que da lugar a la sanción más grave dentro de la relación laboral, esta es, el despido disciplinario. Con ello se extingue la relación de trabajo, y pierde la posibilidad de aspirar a las prerrogativas legales, aunque bien pudiera ejercer su derecho a paro, previo cumplimiento de los requisitos.

Carrera contra reloj

La notificación de despido disciplinario no es el final del camino, en virtud del derecho a la defensa, todo trabajador tiene la posibilidad de impugnar dicho despido solicitando la declaratoria de improcedencia.

Pero al igual que usted, la empresa también contactará un abogado que defienda sus intereses y lo ha hecho antes que usted, por lo que de alguna forma tiene ventaja, ya que el plazo establecido en la norma para actuar contra el despido disciplinario es de 20 días hábiles.

En este periodo de tiempo, usted debe contratar un abogado, plantearle la situación detalladamente y éste, analizar el caso para determinar el camino a seguir. Puede sorprenderle, pero aun en aquellos casos donde la falta es sumamente grave, pequeños descuidos de la empresa son la causa más común de la impugnación del despido.

Esto permite sacar dos conclusiones; en primer lugar, es importante contratar un abogado, si es posible de forma inmediata a la notificación de despido, porque de esta forma evita cometer errores que le impidan impugnarlo o compliquen dicha tarea.

Y en segundo lugar, no puede contratar al primero que se cruce en su camino sin antes asegurarse de sus habilidades y experiencia en este tipo de casos. Porque para que pueda ganarle a la empresa, su abogado debe ser mejor que el de ella, y esto solo podría garantizarlo quien disponga de una amplia y reconocida experiencia en el área.

abogado-getxo

Deja una respuesta